DUPLICAR SUS VENTAS INTERNACIONALES ES POSIBLE
Un Plan en 100 días

Un Plan en 100 días

Objetivo: DUPLICAR LAS VENTAS INTERNACIONALES
Partimos de una base: el consumo y las ventas siempre crecen. Hay países que están en declive y otros que emergen, sectores saturados en una región y demandados en otra, necesidades satisfechas en un segmento y por desarrollar en otro diferente.

Una percepción determinista nos inmoviliza y atenaza con frecuencia y, sin embargo, a veces sólo tenemos que abrir los ojos y mirar al exterior para darnos cuenta de que los mercados se mueven y la demanda es creciente. Abrir los ojos y mirar fuera… y si lo vemos desenfocado o borroso, probablemente es el momento de acudir al oftalmólogo.

Ha llegado el momento de pasar de las ideas a la acción.

Ingredientes:

FOCO: Concentrarse en un segmento del mercado, renunciando al convencional “vender a todos”, “agradar a todos”


DIVERGENCIA FRENTE A LOS COMPETIDORES: Ofrecer al mercado una propuesta valiosa, que sea diferente. Centrado en los factores que determinan la decisión de compra del cliente. Para que el precio no sea el único factor decisivo.


MENSAJE CONTUNDENTE: Apostar por una idea y centrarse en su comunicación. Entender las claves del cliente y comunicarse en su código.

Recursos:
Si se tiene un objetivo ambicioso y también la decisión de alcanzarlo, se necesitan un conjunto de recursos que no siempre se encuentran disponibles en la empresa, lo cual no debe suponer un freno al proceso. La internacionalización de la actividad comercial de la empresa requiere articular capacidades diversas, muchas de ellas de origen externo, en un proceso complejo que exige altas dosis de coordinación e implicación. De modo que el recurso a proveedores externos de muchos de los servicios necesarios, se convierte a menudo en una tarea de difícil coordinación que lastra la ejecución de cualquier plan. El resultado se plasma en una actividad exportadora muy por debajo de las posibilidades que mercados muy dinámicos ofrecen.

No se trata sólo de contratar recursos externos, sino más bien de acceder a ellos con criterio para que se articulen de forma eficiente y se presten con un alto nivel de implicación.
Criterio, coordinación, compromiso… acompañamiento.

  • Para tener una visión externa de la realidad competitiva.
  • Para elaborar un estrategia de internacionalización.
  • Para poder ejecutarla cubriendo todos los servicios necesarios.

100 días:
Duplicar las ventas internacionales sin bajar los precios es algo más que una idea agresiva. Es una necesidad imperiosa. Para realizarlo, proponemos un Plan en 100 días.

  • Nos aferramos a ventajas competitivas que ya no son tales.
  • No hacemos una adecuada selección de mercados.
  • Presentamos batalla en escenarios competitivos inadecuados.
  • Nuestro bajo nivel de diferenciación nos arroja a un terreno estancado.
  • Para restituir nuestras ventajas hemos de basarnos en la relación con el cliente.
  • Y trasladar nuestra propuesta a escenarios competitivos de especialización.

Porque el mundo es global, pero está estructurado por segmentos.