DUPLICAR SUS VENTAS INTERNACIONALES ES POSIBLE
Un Plan en 100 días

DUPLICAR LAS VENTAS INTERNACIONALES

Una apuesta decidida, pero acorde con los tiempos que corren. Una decisión. Porque cuando en un mercado se resienten las ventas, las empresas están obligadas a aumentarlas en otros.

El mundo es grande, muy grande. Tanto que la cuota de participación que exhiben la mayoría de las empresas de nuestro rango se sitúa por lo general  en cifras inferiores al 0,5%. Si usted mira el mercado en toda su dimensión, ¿realmente cree que es tan difícil aumentar su participación en un 0,5%?

¿Cómo es el escenario competitivo en el que lograr este objetivo?

MERCADOS MADUROS:

  • Están abastecidos. Hay oferta suficiente. Nadie nos está esperando.
  • El precio es determinante en exceso.
  • La mejor alternativa: especializarse (en producto o cliente) para competir con ventaja.

MERCADOS SEGMENTADOS:

  • El mercado es global pero se estructura cada vez más por segmentos que se diferencian unos de otros, con unas pautas de consumo muy similares entre países diferentes.
  • La competencia no depende tanto de la peculiaridad del país, sino del segmento.

Hay que adaptar a este la oferta, el precio, el canal de distribución y la comunicación, para así  emprender el camino, la senda larga, muy larga y estrecha, en pos de un cliente bien definido cuya tipología se replica en muchos países por todo el globo, aunque para ello debamos renunciar a otros (como en la vida, no se puede gustar a todo el mundo) y reafirmarse en el dicho menos es más. Buscar la especialización en un tipo de cliente que nos haga ganadores: el tipo de cliente cuyo perfil se repite en más países.

Todo ello radica, principalmente, en revisar el modelo de negocio, afrontando  en primer lugar, una nueva visión para comprender los procesos de mercados en permanente transformación,  así como la manera de adaptarse a las exigencias del mercado global actual, lo que normalmente supone modificaciones en el modo de hacer convencional.